15 soluciones a los problemas más molestos en Windows 10

Windows 10 es probablemente la mejor edición del sistema operativo de Microsoft.

Por mucho que nos guste Windows 10, este tiene sus problemas. Afortunadamente, algunos de ellos se pueden corregir fácilmente. Echemos un vistazo a éstos, y los pasos para corregir esos detalles, para que OS funcione como a ti te acomode más.

 

  1. Detén las reinicializaciones automáticas

Las actualizaciones en Windows 10 son frecuentes y, aparentemente, interminables, y bastante fuera de control del usuario (a menos que apagues las actualizaciones por completo, lo cual es una mala idea). Lo que es peor: si no reinicias tu PC después de una actualización, Windows 10 eventualmente se encarga de hacerlo por ti. Ésa es una buena manera de perder la data de tus apps abiertas.

Puedes sacarle provecho a una función llamada Active Hours, que te permite programar los horarios de tus reinicializaciones. Pero nuestros compañeros en ExtremeTech también encontraron una solución, a través del blogger Winaero: Implica ir a las Administrative tools en el panel de control (sólo teclea “herramientas administrativas en la barra de búsqueda de Windows 10). Elige Task Scheduler. En el panel de la izquierda, selecciona Task Scheduler Library y luego navega hasta Microsoft\Windows\UpdateOrchestrator. En la mitad del recuadro, haz click derecho sobre Reboot y selecciona “Disable” del menú.

1 imagenart

Esto no detiene la instalación de las actualizaciones de Windows, pero sí detendrá las reinicializaciones para que tú lo puedas hacer dentro de un horario conveniente. (Windows 10 podría revertir esta configuración; lee en ExtremeTech cómo prevenir eso). Otra opción: descarga el software gratuito shutdownguard para detener las reinicializaciones por ti.

 

  1. Desactiva las Sticky Keys

Si presionas las teclas Shift cinco veces consecutivas, activas las Sticky Keys, una función de Windows que te permite activar atajos en el teclado que te permite presionar una tecla en lugar de simultáneamente (por lo que funciona con cualquier combo que incluya Shift, Cntrl, Alt, o teclas Windows).

Si activas esto sin saberlo –tendrías que presionar “sí” en un cuadro de diálogo sin pensarlo– puede ser muy molesto. Para evitarlo, presiona rápidamente la tecla Shift cinco veces para aparecer ese cuadro de diálogo. Selecciona Ease of Access Center > Set up Sticky Keys y elimina la selección de la caja “Turn on Sticky Keys when SHIFT is pressed five times.”

2 imagart

 

  1. Calma la CCU

El control de cuenta de usuario (CCU) ha estado ahí desde Windows Vista para proteger a los usuarios, para que puedan otorgar rápidamente los derechos administrativos a los programas de software que necesitan –específicamente para instalar o desinstalar software.

En tiempos remotos, cuando realizabas una instalación, la pantalla se atenuaba y todo parecía detenerse, causando varios ataques cardiacos (probablemente ficticios) entre la población. CCU sigue ahí en Windows y aún sigue atenuando tu desktop, pero tienes la opción de apagarlo, o al menos prevenir que se atenúe la pantalla.

Escribes User Account Control en la barra de búsqueda de Windows 10 para llegar a Change User Account Control Settings. La pantalla presenta una barra con cuatro niveles de seguridad, desde “nunca notificar” (malo) hasta “siempre notificar” (molesto). Elige una de las opciones del medio; la segunda de abajo para arriba te notifica sin atenuar la pantalla. Con esa opción, aún te aparecerá un recuadro de confirmación con la opción sí/no cuando instales cosas.

3 imagart

 

  1. Elimina las apps que no usas

¿Sabías que tienes un programa en Windows 10 llamado Groove Music? Probablemente no, porque el mundo usa otros servicios. Pero ahora, puedes deshacerte de éste y otros más.

Necesitarás la última versión de Windows 10 para que esto funcione –pero porque te fuerzan las actualizaciones, ¡esto probablemente no sea un problema! Hasta finales de 2016, finalmente fue posible eliminar algunas apps preinstaladas yendo a Settings > System > Apps & Features. Las apps que pueden ser eliminadas incluyen Mail, Calendar, Groove Music, Weather y Maps.

Si la opción de desinstalación está deshabilitada, puedes ir al comando de ruta DOS, pero se complica un poco, y debes de estar 100% seguro de lo que haces.

  • Teclea PowerShell en la barra de búsqueda de Windows —cuando veas el icono, da click derecho sobre él y lánzalo vía Run as Administrator.
  • Teclea “Get-AppxPackage –AllUsers” sin las comillas. Aparecerá una lista gigante de todo lo que tienes instalado que vino de la Microsoft Store, además de otras cosas.
  • Es difícil encontrar esas apps ahí, pero probablemente la última diga Microsoft.ZuneMusic—ésa es realmente Grove Music. Copia todo lo que dice en la línea a un lado de “PackageFullName”.
  • Luego vas a ingresar un comando y a pegarlo en esa línea, para que diga algo como “remove-AppxPackage Microsoft.ZuneMusic_10.16122.10271.0_x64__8wekyb3d8bbwe” (el tuyo se verá diferente después del primer guión bajo).
  • Ejecútalo presionando la tecla Enter, y si no hay ningún error, la app de Groove Music ya no debería de aparecer. Cuidado con hacer esto en otras apps –asegúrate de elegir la correcta.

4 imagart

 

  1. Usa una cuenta local

Microsoft realmente quiere que inicies sesión en Windows 10 a través de tu cuenta de Microsoft –la que está vinculada a todas tus cosas de Microsoft, ya sea tu Xbox, tu suscripción de Office 365, tu cuenta de OneDrive, la que usas para comprar apps, música o video en la Windows Store, incluso la que usas para hablar por Skype, por nombre algunas. Cuando configures Windows, Microsoft te pide específicamente iniciar sesión usando esa cuenta.

Pero no tienes que hacerlo. Durante la configuración, sólo selecciona Skip this Step, para saltarte ese paso. Si ya iniciaste sesión con tu cuenta de Microsoft, ve a Settings > Accounts > Your email and Accounts. Selecciona Sign in with a Local Account. Ahora puedes ingresar el nombre de usuario de una cuenta local y una nueva contraseña. La única desventaja es que cuando termines en un servicio o sitio que requiera el acceso de Microsoft, tendrás que ingresar tu login de Microsoft cada vez; no lo hará automáticamente por ti como lo haría si inicias sesión con tu cuenta de Microsoft.

5 imagart

 

  1. Usa un PIN, no una contraseña

Si estás bien con usar tu cuenta de Microsoft, pero odias cuánto te lleva ingresar tu contraseña ultra segura, puedes restaurarla a un corto número de identificación personal (PIN, por sus siglas en inglés) –pero sólo en la PC. El PIN, el cual sólo es numérico, puede no sonar muy seguro. Pero ya que es sólo para PC, no compromete la seguridad de tu cuenta de Microsoft en ningún otro lado. Además, puede contener tantos dígitos como quieras.

Para ajustarlo, selecciona el menú de inicio, después da click en tu foto de perfil y elige Change account settings. Navega por las Sign-in Options y selecciona Add button under PIN. Ingresa el PIN que quieras y restáuralo para probarlo. Si ya tienes un PIN, te aparecerán las opciones para cambiarlo, eliminarlo o recuperarlo en caso de olvidarlo con el conocido I forgot my PIN.

  1. Sáltate el ingreso de contraseña

¿Eres la única persona que jamás usa tu PC? Entonces, probablemente puedes saltarte la pantalla de ingreso que aparece después de cada reinicialización, o algunas veces, cuando regresas del fondo de pantalla. Para hacerlo, ve a User Accounts en el panel de control ingresando “netplwiz” en la barra de búsqueda. Selecciona la cuenta, elimina la selección del recuadro a un lado de “Users must enter a user name and password to use this computer”. Aparecerá un recuadro de confirmación pidiéndote que ingreses esa contraseña dos veces. Da click en Okay al finalizar. Reiniciar la PC y si funciona, debería de funcionar sin pedirte más tu contraseña. No hagas esto si es una PC compartida. No olvides que tendrás que saber la contraseña si vas a ingresar a la PC de forma remota.

6 imagart

 

  1. Refresca en vez de reiniciar

Windows 10 tiene una increíble función que te deja reinstalar Windows 10 desde el principio en tu computadora, como nuevo –sin tener que eliminar ninguno de tus archivos de datos (aunque sí tendrás que instalar nuevamente el software y los controladores). Cuando tu PC está más allá de la salvación, puedes acceder a través de Settings > Update & Security > Recovery, y selecciona Reset this PC, selecciona configuraciones como “Keep My Files” o “Remove Everything” y déjala morir. No necesitas media por separado, como una copia de Windows 10 en un disco o USB. Pero eso puede ser una exageración. Algunas veces, Windows sólo necesita una reinicialización que no erradique tu software y controladores. Esto también es fácil de hacer, pero no requiere una copia de Windows 10 en media por separado. Si no tiene la media porque probablemente hiciste la actualización durante su primer año de vida, consíguelo aquí. Córrelo e instala el archivo ISO incluido en una memoria USB de 4GB o más, y así poder usarlo para las reinicializaciones en adelante. O agregarlo a tu drive virtual en Windows 10.

Da doble click en la opción Setup en la media, pide descargar las actualizaciones y selecciona “Keep personal files and apps” cuando aparezca. Después de algunos prompts y un tiempo de espera, tu sistema Windows 10 tendrá todo lo que necesita.

 

  1. Desactiva a Cortana

Usar a Cortana vuelve más fácil buscar cualquier término en tu computadora, puedes buscar lo que quieras en el Internet –es por eso que su cuadro de búsqueda dice “Ask me Anything” (Pregúntame cualquier cosa). Aún así puedes apagarla.

Primero, está la opción para esconder a Cortana: sólo da click derecho a la barra de herramientas, selecciona Cortana, después Hidden. El cuadro de búsqueda desaparece, pero aún está activa y es fácil de acceder a ella: presiona la tecla Windows y comienza a teclear.

7 imagart

Si quieres realmente deshacerte de ella para que todas las búsquedas sean locales, necesitas editar el registro –pero no lo hagas si no te sientes como un experto de Windows. Tendrás que abrir el Registry Editor en Windows con una línea de comando –no hay atajos fáciles. En el cuadro de búsqueda, escribe Run o CMD para que te aparezca la línea de comando, luego ingresa “regedit” y presiona Enter. En el inicio de Windows 10, navega hasta HKLM\Software\Policies\Microsoft\Windows\Windows Search. Si no está ahí, créalo. Crea un valor DWORD y llámalo AllowCortana. Después ajusta ese calor a cero. Cuando salgas de sesión y regreses, el cuadro de búsqueda ahora dirá “Search Windows”.

 

  1. Accede rápidamente a los símbolos especial

Sólo usar 26 letras, 10 números y algunas puntuaciones es de antaño. Vivimos en un mundo de emojis ahora, pero ¿cómo puedes ingresar estos iconos a tu texto cuando estás tecleando en Windows 10? No puedes, a menos que te memorices un montón de códigos ANSI… o podrías probar el teclado pop-up. Típicamente se usa cuando usas Windows en modo tablet, pero es fácil de acceder incluso usando el teclado regular.

Da click derecho en la barra de herramientas, y selecciona el botón Show Touch Keyboard. Un nuevo icono aparecerá a un lado del reloj en la barra de herramientas del teclado pequeño. Presiónalo con el cursor para sacar el teclado on-screen; usa tu teclado IRL para descartarlo de la pantalla. Selecciona el icono adicional de teclado en la parte inferior izquierda del teclado virtual, y hay una opción para dividir el teclado para que aparezca en la parte inferior izquierda y derecha de la pantalla, y así evitar interferir en tu documento.

8 imagart

Ahora tienes acceso no sólo a los emojis, pero también a los caracteres especiales como guiones o el símbolo de grados (º). Si no los encuentras, es porque primero tienes que presionar la tecla “&123” para cambiar a símbolos, como en un smartphone, para obtener las variaciones.

 

  1. Sepulta OneDrive

Al igual que Cortana, OneDrive—la respuesta de Microsoft frente a Dropbox y Google Drive –está integrado en Windows 10. Puedes intentar ignorarlo, pero sigue apareciendo demasiado. Una vez más, una edición en el registro lo solucionara. En el Registry Editor de Widows10,ve a HKLM\Software\Policies\Microsoft\Windows\OneDrive (o créalo).

Esta tecla necesita un valor DWORD llamado DisableFileSyncNGSC –ajusta su valor a 1Luego reinicia tu equipo. OneDrive está muerto, pero cualquier archivo que hayas guardado en un folder local de OneDrive permanecerá ahí, así como los archivos que puedes tener en la nube OneDrive. Solamente no se sincronizarán más desde esa PC.

  1. No más notificaciones

Puedes amar las notificaciones o puedes odiar la distracción. El ruido, el pop-up, todo eso es demasiado cuando tu teléfono está probablemente mostrándote la mayoría de esa información. Apaga todos esos botones de notificación. Apágalos para las apps individuales, especialmente aquellas que encuentras más fastidiosas. O da clicl en el nombre de la app en la lista para tener más control –obtén notificaciones de una app en la pantalla de bloqueo, por ejemplo, pero en ningún otro lado o silencia los sonidos de todos excepto un notificador. Juega con los ajustes para encontrar los ajustes que se sientan más cómodos para ti. También puedes personalizar los botones de Quick Action que aparecen en la parte inferior del Windows Action Center (el lugar en el que aparecen las notificaciones en la pantalla) –te dan acceso directo a las configuraciones como modo avión, encendiendo o apagando el Wi-Fi o VPN, o creando una nota en OneNote.

9 imagart

 

  1. No envíes tantos diagnósticos

Como muchas otras grandes empresas, a Microsoft le gusta obtener tanta retroalimentación de las fallas de su OS como pueda. Pero cuando haces la configuración y Windows 10 te pregunta “Send full error and diagnostic information to Microsoft”, Redmond está obteniendo más de lo que crees. En Settings, ve a Settings & Diagnostics –lo más probable es que la opción de “Send your data to Microsoft” estará ajustada en “Enhanced”. Ajústala a “Basic” para enviar la menor cantidad de data.

10 imagart

 

  1. Arregla los problemas de Cortana y el menú de inicio

¿Tienes mosaicos que desaparecen en el menú de inicio de Windows 10? ¿No aparece Cortana como lo esperarías? Resulta que el menú de incio puede tener fallas de vez en cuando. Microsoft tiene sugerencias, pero lo mejor es usar la herramienta de Start Menu Troubleshooter. Reinicia tu equipo después de correr el troubleshooter, y lo más probable es que encontrarás que los problemas han desaparecido del menú de inicio. O, puedes aprovechar algunas de las opciones de terceros y olvidarte del menú de inicio de Windows 10.

11 imagart

 

  1. Olvídate de Edge

¿No te gusta el navegador más reciente de Microsoft? Es más rápido y mejor que Internet Explorer, pero Edge no tiene nada de especial comparado con nuestro predilecto Mozilla Firefox. No importa el navegador que elijas, necesitas hacerlo el navegador por defecto, así irás directo a él cada vez que abras un link.

Ve a Settings > System > Default Apps, baja hasta encontrar el botón Web browser. Te aparecerá una lista de todos los navegadores instalados –elige el que quieras configurar de forma permanente. Siempre podrás regresar a la opción predeterminada con el botón “Reset to Microsoft Recommended defaults”.

12 imagart

La mayoría de los navegadores nuevos que instales te ofrecerá la opción de volverlo tu navegador por defecto cuando lo instalas por primera vez. Recuerda que en cualquier momento puedes revertir estas opciones a las predeterminadas por Microsoft.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *